¡Recibe respuesta a una carta enviada hace 20 años!

Una chica de Inglaterra llamada Zoe Averianov lanzó una botella al mar cuando tenía 10 años de edad en 1993. Se encontraba viajando con sus padres desde el Reino Unido hasta Bélgica y decidió escribir un mensaje en una carta que iría dentro de una botella, la típica escena marítima donde se lanza al mar un texto en un envase de vidrio.

En esta carta Zoe Averianov escribía sobre sus gustos, sobre sus costumbres y diferentes aspectos de la cultura inglesa, además daba su dirección y su nombre para recibir respuesta.

En los Países Bajos, 20 años después, Piet Lateur encontró la carta dentro de la botella y decidió cumplir la voluntad de la entonces pequeña que deseaba recibir una respuesta y le respondió efectivamente. Envió a la dirección de correo que había recibido en el mensaje una carta agradeciendo el haber visitado los Países Bajos y diciéndole que el valor de las cartas aun se mantenía intacto. Así mismo le adjuntó su dirección de correo electrónico para poder mantener contacto.

Zoe Averianov relata que la sorpresa que se llevó al recibir esta carta fue descomunal y que sin dudarlo por un instante fue a su computador a responderle a Piet Lateur, el hombre que recogió la botella con el mensaje.

Hoy en día, luego de unos meses de este suceso ambos mantienen contacto por correo electrónico e incluso planean encontrarse en algún punto de sus vidas, lo cual es probablemente uno de los hechos más interesantes de la historia moderna con respecto a cartas, mensajes y botellas.

Esto también nos deja una pequeña enseñanza, que el impacto de los dispositivos electrónicos le ha quitado la esencia al hecho de escribirse, a enviarse cartas y mensajes a la manera antigua. Sin duda sería ideal recuperar un poco (Sin perder lo práctico) esta esencia de la escritura antigua.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *